Saltar al contenido

“Existe una masificación brutal en el gremio (de la abogacía)” Entrevista a Enrique Montero Yllescas

5 septiembre, 2018

“Mientras la demanda de clientes en busca de abogados continua igual, la oferta de abogacía cada día aumenta”

En esta nueva entrada, tenemos el placer de iniciar una nueva sección de entrevistas en las que conoceremos de primera mano a los abogados que forman parte de nuestra plataforma de juristas, Best Defense. En estas entrevistas nos hablarán sobre la situación actual de la Abogacía Española, como aplican el marketing legal a sus despachos y nos propondrán soluciones para mejorar el gremio legal de las que puedan tomar nota las facultades de derecho y los colegios de abogados.

Enrique Montero Yllescas es nuestro primer invitado a esta sección de entrevistas legales. Abogado colegiado en el Ilustre Colegio de Abogados de Córdoba hace más de 4 años, nos da su particular visión sobre el panorama nacional en lo que respecta a los abogados y la abogacía.

¿Cuantos años llevas ejerciendo de abogado?

Me colegié en el Ilustre Colegio de Abogados de Córdoba hace casi cuatro años, en octubre de 2014, pero creo que podría decir que llevo en la abogacía toda la vida, pues mi familia está impregnada de derecho por todos los lados.

¿En qué situación crees que se encuentra la abogacía española en estos momentos?

A tenor de lo que he podido conocer y observar hasta el día de hoy, en mi experiencia como abogado ejerciente, podría decir que la situación no es la más idílica o soñada para esta profesión.

Existen algunos problemas en el sector actual que han sido derivados principalmente de un defectuoso sistema de acceso a la abogacía en España, el cual entiendo que no es el más adecuado y que convendría revisarlo en varios aspectos para implementarlo en las facultades de derecho y colegio de abogados.

En primer lugar, creo que existe una masificación brutal de abogados en el gremio, que no para de crecer. Mientras que la demanda continúa siendo similar, la oferta es abundante, por lo que se ha desarrollado una elevada competitividad en el sector legal que está terminando por desnaturalizar la profesión y por desviar su actividad esencial a otras labores, como está pasando con la publicidad, el marketing y la actividad comercial.

Por otro  lado, pienso que habría que estudiar la posibilidad de crear una forma de diferenciar al abogado, estableciendo un sistema dividido en especialidades, como ocurre en la medicina por ejemplo, a través del cual nos centrásemos en una o dos materias. Con ello facilitaríamos un estudio más completo de una única rama jurídica, y en consecuencia, una mejor defensa del asunto a posteriori. Igualmente, se eliminaría parte de la competitividad, al no estar todos centrados en las mismas temáticas.

A pesar de lo anterior, he de decir que, actualmente, existen innumerable aspectos positivos en la abogacía, que hacen que continúe siendo tan gratificante como lo ha sido siempre. Por ejemplo, el sentimiento de compañerismo a día de hoy entre letrados, al menos en Córdoba y Andalucía, es tremendo, es decir, asombra ver la unidad, respeto y colaboración que existe en el gremio, a pesar de las adversidades tanto económicas como personales que se están dando continuamente.

best defense abogados

¿Que cosas mejorarías?

Como ya he dicho, pienso que habría que modificar y endurecer el sistema de acceso a la profesión, mediante la exigencia del cumplimiento de requisitos más rígidos y la aprobación de un examen más riguroso que el recientemente implantado.

Además de ello, y como una de las controversias primordiales del gremio, creo que habría que poner especial atención en el turno de oficio, y sobre todo, en su retribución económica. Son muchas horas de trabajo las que tenemos que dedicar los abogados para defender un asunto y, sin embargo, la cantidad económica recibida resulta irrisoria, sin que se corresponda con el trabajo desarrollado. Esta ausencia de incentivo económico provoca una falta de reconocimiento de la profesión, pudiendo terminar por acarrear efectos negativos en la sociedad, pues de continuar así el sistema, ni los beneficiarios querrán acudir a un letrado de oficio ni el letrado de oficio querrá ejercer como tal.

¿Has tenido problemas de morosidad en tu despacho?

Desgraciadamente, si. Según me cuentan compañeros letrados de mayor experiencia y edad, hace una década, resultaba extraño que un cliente llegase a un bufete de abogados con los bolsillos vacíos, o que pidiese fraccionar el pago, o solicitase una rebaja de la minuta de honorarios o, incluso, llegase a no pagar. Sin embargo, algunas de estas situaciones las he vivido en varias ocasiones desde que comencé mi ejercicio. Desconozco qué motivo nos ha llevado a esta circunstancia, si se trata de la crisis económica que hemos atravesado, o bien de un posible desprestigio social de la profesión, o quizás de la búsqueda de otros recursos ante la masificación y competencia sectorial a la que antes me he referido. Sin duda alguna, hay que poner énfasis en este aspecto y buscar pronto una solución.

financiacion de problemas legales best defense

¿Qué valoras más de Best Defense?

Lo que más me ha llamado la atención es su originalidad. Creo que en la sociedad en la que vivimos, en la cual no hay ni una sola persona sin smartphone, el acceso a un abogado se simplifica y se facilita a través de plataformas como Best Defense. Además, opino que el sistema de cobro de honorarios puede llegar a ser más efectivo que el de un despacho tradicional, pues al ser a través de un intermediario y mediante un sistema electrónico, facilita tanto la forma de pago a los “millenials”, como un control más exhaustivo del cobro, es decir, se puede ir avanzando en el asunto a medida que el cliente va realizando pagos, aspecto que si fuese de forma personal resultaría más complejo.

¿Crees que hay falta de diferenciación entre los abogados y eso incide en los honorarios?

Reitero lo que he expuesto anteriormente, somos muchos abogados, cada día más, y esto hace todo mucho más complejo, incluso la diferenciación entre abogados. Cuantos más letrados seamos, menos particularización habrá, pues las ramas jurídicas no son tantas y, al final, todos acabamos tocando más o menos las mismas especialidades legales. En el sector más longevo de la profesión sí que existe esa especialización, pues al estar tantos años dedicado a una misma rama del derecho, te acabas convirtiendo en especialista. 

Sin embargo, en el sector joven resulta más complicado distinguirse, creo que ni haciendo varios másteres universitarios nos especializamos verdaderamente, pues al final quien te especializa es el asunto y el cliente, por lo que se necesita forzosamente de la experiencia para llegar a ello.

En consecuencia, todo esto acaba afectando inevitablemente a los honorarios de los letrados. Ante la misma oferta y la misma demanda, la diferencia está en el precio. Es lo que está pasando, y poco a poco irá a más. Hay que tener en cuenta que la bajada de honorarios de un abogado para captar clientes conlleva, a la larga, una variación de los honorarios en el gremio. Podemos ver hoy en día numerosos anuncios en periódicos, revistas, radio, Internet e, incluso en las propias ventanas del bufete, que exponen ofertas y rebajas, como si de un restaurante o una tienda se tratara. Esta es la “nueva abogacía”, un sistema que se preocupa más de la retribución económica que del trabajo bien hecho.

¿Crees que el hecho de recibir valoraciones certificadas de tus clientes te puede permitir diferenciarte y que sea más fácil para los clientes tomar una decisión?

Por supuesto, es una forma más directa de singularizar que, gracias a Internet y a las redes sociales está produciéndose poco a poco. Lo que antes era el boca a boca, ahora podríamos decir que es Best Defense. Ojalá funciones y nos ayude a seguir mejorando el sector.

Si eres abogado de Best Defense y estás interesado en que te entrevistemos contacta con nosotros!

Mi jefe me espía ¿Puede?